Por contagio en cárceles, Gobierno emite decreto que permitirá excarcelación masiva de internos

Mié, 15/04/2020 - 10:25

El Gobierno Nacional emitió el decreto 546 con el que se decide conceder una excarcelación masiva de personas privadas de la libertad que se encuentran en las diferentes cárceles del país como medida preventiva ante el covid-19.

Con esta decisión,las personas que podrían ser beneficiadas, por un periodo de seis meses, con una medida de detención preventiva y de prisión domiciliaria transitorias, en el lugar de su residencia o en que el Juez autorice, son las siguientes:

- Personas que hayan cumplido más de 60 años de edad.

- Madre gestante o con hijo menor de tres (3) años de edad, dentro de los establecimientos penitenciarios.

- Personas en situación de internamiento carcelario que padezcan enfermedades huérfanas y cualquier otra que ponga en grave riesgo la salud o la vida del recluso.

- Personas con movilidad reducida por discapacidad debidamente acreditada.

- Personas condenadas o que se encontraren con medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento penitenciario y carcelario por delitos culposos.

- Condenados a penas privativas de la libertad de hasta cinco (5) años prisión.

- Quienes hayan cumplido el cuarenta por ciento (40%) de la pena privativa de la libertad en establecimiento penitenciario, atendidas las respectivas redenciones a que se tiene derecho.

El Gobierno aclara que quedarán excluidas las medidas de detención y prisión domiciliaria transitorias, las personas que estén en las cárceles por los siguientes delitos: genocidio, apología al genocidio, homicidio simple en modalidad dolosa, homicidio agravado, feminicidio, lesiones personales con pérdida anatómica o funcional de un órgano o miembro agravadas, lesiones causadas con agentes químicos y/o ácidos, desaparición forzada simple, desaparición forzada agravada, secuestro simple, secuestro extorsivo, secuestro agravado, apoderamiento o desvío de medios de transporte colectivo, constreñimiento ilegal por parte de miembros de Grupos Delictivos Organizados y Grupos Armados Organizados, tráfico de inmigrantes, trata de personas, tráfico de menores de edad, uso de menores de edad para la comisión de delitos, amenazas contra defensores de derechos humanos y servidores públicos, violencia intrafamiliar, hurto calificado y agravado, extorsión, lavado de activos, corrupción privada, terrorismo, fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos; corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico, entre otros.

Entre estas exclusiones se advierte que en ningún caso se dará beneficio con la detención domiciliaria cuando la persona privada de la libertad haga parte o pertenezca a un Grupo Armado Organizado o haga parte de un grupo de delincuencia organizada.

Además, si las personas beneficiadas con esta medida, cometa cualquier delito o incumpla con las obligaciones, se le revocará su beneficio y se le enviará nuevamente a prisión.